Você está aqui: Página Inicial / Política / A abertura externa de Dilma

Política

Argentina

A abertura externa de Dilma

por Página 12 — publicado 31/01/2011 10h13, última modificação 31/01/2011 10h23
Em sua primeira viagem ao exterior, presidenta se reunirá com Cristina Kirchner e visitará as Mães e Avós da Praça de Maio. Do jornal argentino Página 12, em espanhol.

Em sua primeira viagem ao exterior, presidenta se reunirá com Cristina Kirchner e visitará as Mães e Avós da Praça de Maio
Dilma Rousseff llegará hoy, a las once de la mañana, a Buenos Aires en lo que será su primer viaje al exterior como presidenta de Brasil. Media hora más tarde se reunirá con Cristina Fernández para analizar y discutir acuerdos binacionales que incluyen compromisos para desarrollos científicos, tecnológicos y sociales. Durante las horas en las que permanecerá en Argentina, el país con el que Brasil pretende mantener una relación “estratégica” y establecer un vínculo “extremadamente estrecho” –según palabras de Rousseff–, la presidenta se reunirá con Abuelas y Madres de Plaza de Mayo para recabar información sobre la experiencia argentina en el campo de los derechos humanos.
Rousseff llegará acompañada por integrantes de su gabinete y permanecerá durante unas cinco horas en Buenos Aires. La primera actividad es una reunión a solas con la presidenta Cristina Fernández y está previsto que ministros y funcionarios de ambos países mantengan un encuentro en forma paralela. A la reunión de las jefas de Estado se sumarán más tarde los cancilleres Héctor Timerman y Antonio Patriota, además de los ministros brasileños de Ciencia y Tecnología, Aloizio Mercadante; de Defensa, Nelson Jobim, y de Desarrollo, Fernando Pimentel.
Entre otros temas, la agenda prevé el análisis de las relaciones bilaterales y la firma de varios acuerdos pendientes. Uno de ellos es un convenio para diseñar un proyecto binacional para la construcción de dos reactores destinados a pruebas científicas, que no serán empleados con fines militares, según lo explicó en medios brasileños el subsecretario para Sudamérica, Centroamérica y el Caribe de la Cancillería de Brasil, Antonio Simoes. El funcionario agregó que los países desean “trabajar en el desarrollo pacífico y de acuerdo con la visión de la comunidad internacional”.
Entre los acuerdos que se firmarán hoy figura un pacto para la construcción de un millón de viviendas sociales en Argentina, cuyo modelo serán los programas aplicados por Brasil. También darán impulso al desarrollo de la hidroeléctrica de Garabí, ubicada entre la provincia de Corrientes y el estado brasileño de Río Grande do Sul, que tendrá una capacidad para generar 2900 megavatios, con un inicio de obra previsto para el próximo año.
“El gobierno brasileño asume, una vez más, el compromiso con el gobierno argentino de una política conjunta en la estrategia de desarrollo de la región”, dijo Rousseff en una entrevista publicada ayer por Página/12. “Para mí, la idea fuerza es la de una relación estratégica con Argentina, que debe manifestarse en todas las áreas de interés de ambos países.” La mandataria de Brasil enfatizó que la centralidad de la política de derechos humanos que llevará adelante durante su gestión, a la que se refirió como “no negociable”.
Pese a que originalmente estaba prevista una visita a la ex Escuela de Mecánica de la Armada, Rousseff no irá por razones de agenda. Al mediodía, sin embargo, se reunirá con distintos integrantes de los organismos de derechos humanos. El encuentro se hará en la misma Casa de Gobierno y la reunión estará encabezada por el secretario de Derechos Humanos de Nación, Eduardo Luis Duhalde.
Entre los que acudirán estarán Estela Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, y Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación de Madres del Plaza de Mayo, que obsequiará a la mandataria simbólicamente una casa y un aula para la reconstrucción de Río de Janeiro (ver aparte). También estarán, entre otros, representantes del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). Durante el encuentro, el titular del Archivo Nacional de la Memoria, Ramón López Padilla, le contará a Rousseff el trabajo que se hace en el centro de documentación ubicado en uno de los sectores del ex centro clandestino de detención.
Brasil fue el primer país latinoamericano que les abrió las puertas a las Abuelas de Plaza de Mayo, cuando algunas de sus integrantes empezaron a viajar para dialogar con los argentinos exiliados ahí que habían sufrido la represión militar, recordó ayer Estela Carlotto. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo explicó en ese sentido que “nos facilitaron las tareas y brindaron la apertura a nuestro espacio”. Sobre el carácter que tendrá el encuentro, Carlotto dijo que Rousseff “quiere conversar con nosotros sobre cómo hicimos en la Argentina para ir resolviendo el tema de la verdad y la justicia, porque en Brasil todavía no se ha investigado la responsabilidad en los asesinatos y las desapariciones durante la dictadura”.
Finalizada la audiencia, las presidentas darán una conferencia de prensa en la Sala de Conferencias de la Rosada. La visita oficial de Rousseff finalizará poco después con un almuerzo de agasajo que le ofrecerá Cristina Fernández en el Palacio San Martín.
* Matéria publicada originalmente no Página 12

registrado em: